Las mejores playas de Madagascar

Esta isla del sudeste africano, a la altura de Mozambique, de 587.041 km2  y 4.828 kilómetros de costa, cuenta con un rico patrimonio cultural y una diversidad de fauna y flora excepcionales en el mundo. El aislamiento del resto del continente africano, al que antiguamente había estado unido, ha favorecido la conservación en su territorio de multitud de especies únicas en el mundo, como el tenrec o el lémur.

Las playas de Madagascar son de las mejor valoradas del mundo, gracias a sus aguas cálidas y transparentes, a sus fondos marinos coralinos y a la arena dorada y blanca. En sus costas se puede además disfrutar del avistamiento de ballenas y delfines en su hábitat, y practicar multitud de actividades al aire libre y deportes marinos como el submarinismo, snorkel, el esquí acuático.

Las playas que no te puedes perder son Ifaty-Manguily, Anakao, Fort Dauphin dentro de la propia isla, o la paradisiaca playa de Sainte Marie o la magnífica Nosy Be, en sus islas satélites.